EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Actividad Física y Salud

01.03.2013
España
ESP |

El método Pilates. La concentración para obtener el máximo resultado

La musculatura profunda y superficial trabajan unidas para conseguir un equilibrio muscular global del organismo
Nuestro cuerpo debe moverse como una unidad y no una parte aislada
Trabajamos glúteos y parte posterior de piernas
Este ejercicio trabaja los abdominales y proporciona un automasaje a la espalda
Este ejercicio trabaja abdominales y estira la parte posterior de las piernas

 

Origen

Joseph Pilates nació en 1880, en Alemania. Tuvo problemas de salud en la infancia, asma y raquitismo. Por ello trata de fortalecer su organismo utilizando su propio método. 

 

En la primera guerra mundial estuvo encarcelado y enseñó sus técnicas a sus compañeros. Posteriormente trabajó con pacientes encamados instalando dispositivos y muelles en su cama para que pudieran realizar ejercicio y así acelerar su rehabilitación.

 

Estos ejercicios son la base de un aparato diseñado por él para ser utilizado como complemento a los ejercicios en la colchoneta.

 

Después de la guerra conoce a bailarines y atletas que se interesan por su método. Trabaja con un campeón de boxeo en Nueva York lo cual le proporciona una gran publicidad y se queda allí para trabajar en sus estudios donde colabora con importantes personajes. Tuvo gran éxito en USA. Los bailarines/as rápidamente adoptaron los ejercicios ideados por él pues se recuperaban con rapidez de las lesiones.

 

En la actualidad la eficacia de su método se extiende entre deportistas, modelos, actores y actrices para mejorar la flexibilidad, fuerza y movimiento del cuerpo pero también estamos experimentando un gran auge del método Pilates entre la población en general que descubre una forma de entrenamiento natural y armoniosa. Es un método en alza porque no aboga por el sufrimiento típico para progresar de otros sistemas como el body building. Constantemente aparecen nuevas formas de ejercicio pero el método Pilates aún con su antigüedad, sigue ganando adeptos y proporcionando resultados contrastados.


Filosofía

Pilates citaba su método como el arte del control muscular pues hacia énfasis en que nuestra mente debía dominar nuestros músculos.

 

Se puede practicar a cualquier edad y cualquiera que sea el nivel de capacidad. Pilates recordaba que para ser feliz había que tener un buen estado físico, dominar el cuerpo. No importan los años que se tengan sino la forma en que estemos. Su método reduce el estrés y la fatiga.

 

 En nuestra sociedad pasamos horas sentados frente a la televisión u ordenador en posturas incorrectas y muchos de nuestros movimientos son inadecuados para nuestro cuerpo (por ejemplo a la hora de coger pesos o sentados). No solo podemos aprovechar para relajarnos en nuestro tiempo libre, podemos utilizar nuestro cuerpo, su fuerza, su flexibilidad innatas. En el método Pilates se disfruta con el movimiento realizándolo y no hace falta una excesiva tensión.

 

Es recomendable también para todas las personas que necesiten rehabilitación por la precisión de los movimientos.


Imágenes visuales

Si realizamos ejercicio pensando en otras cosas, en nuestros problemas, lo que tenemos que hacer después, etc., estamos perdiendo la mitad de su eficacia. Si, en cambio, nos concentramos en el ejercicio, aumentan sus efectos benéficos.


Principio de unidad

Pilates señala que nuestro cuerpo debe moverse como una unidad y no una parte aislada. Los movimientos de su técnica se transforman en naturales de tal forma que se trasladan a nuestra vida diaria; andar, llevar objetos…Los movimientos parten del centro de nuestro cuerpo: caderas, glúteos, abdominales, parte baja de la espalda.


Principio de no sobrecarga

Se trabaja la musculatura de forma simultánea, no se sobrecarga un área, se cambia de movimientos continuamente. Estamos acostumbrados al concepto de sufrir para mejorar, sufrir y progresar, pero nuestro cuerpo gasta energía en reparar las microlesiones musculares que se producen con dicho esfuerzo con lo cual se reduce su efecto.

 

El método Pilates trabaja músculos profundos de nuestro cuerpo como una base sólida. Se fortalecen y se estiran. Pilates señala un número limitado de movimientos porque no se trabaja minuciosamente, no hace falta. Aumenta la confianza en uno mismo

 

Pilates decía que debemos creer en la propia capacidad. Si ponemos voluntad nunca es tarde ni se es débil para progresar y obtener resultados. El trabajo básico en la colchoneta ha sido elaborado para que cada uno se pueda ejercitar por su cuenta y no necesite estar pendiente de un monitor.


Indicaciones generales y precauciones

  • En los ejercicios de suelo se puede utilizar una colchoneta, aislante, alfombra o manta gruesa y doblada. La superficie en todo caso no debe ser muy dura para no hacernos daño en la columna.
  • En los ejercicios del método hay diferentes niveles de complejidad: principiante, medio y avanzado. En cuanto a la frecuencia, Pilates recomendaba trabajar 4 veces a la semana, 15-30 minutos cada día.
  • Si realizamos los ejercicios tumbados podemos utilizar una toalla doblada debajo de la cabeza si estamos más cómodos.
  • Seguir el principio de ausencia de dolor en los movimientos.
  • Si en el ejercicio tenemos que levantar la cabeza debemos utilizar para ello el centro de energía.
  • Si la persona tiene problemas de espalda o si existe lesión solo se hacen los ejercicios en que la columna aparezca aplanada y estirada y debemos concentrarnos en "acercar" el ombligo a la columna para protegerla.
  • Si existen problemas de rodillas o tobillos no debemos realizar ejercicios de arrodillarse o sentarse sobre los pies.
  • La concentración es muy importante en la ejecución y tiene preferencia la calidad de los ejercicios que hagamos antes que la cantidad.


Principios del método

La "mansión del poder"

El Centro de energía o la "mansión del poder" según Pilates, es la base del método. El trabajo corporal se realiza a partir de él, de dentro a afuera. Este centro se sitúa en la parte baja de la espalda, abdominales, pelvis y glúteos. Si el movimiento se realiza desde ahí, posibilita movimientos correctos, para conseguirlo, durante los ejercicios tratamos de que nuestra espalda esté pegada al suelo.


Concentración

Nuestra mente dirige el cuerpo. Debemos concentrarnos en lo que hacemos, en la actividad a desarrollar. Tener conciencia de nuestro cuerpo aumenta el efecto del ejercicio, de hecho al método Pilates también suele citarse como el "ejercicio consciente".


Control

Se busca el control muscular en todo momento sin movimientos bruscos que puedan propiciar una lesión. Cada movimiento tiene su función, ha de ser preciso, con lo cual aumenta la calidad del ejercicio.


Fluidez

En el método Pilates no hay movimientos aislados. El cuerpo actúa como un todo con movimientos naturales. Cada ejercicio está vinculado a otro, sus movimientos se realizan sin rigideces, sin prisas ni pausas.


Precisión

Cada movimiento tiene su finalidad, debemos prestar atención a los pequeños detalles de cada ejercicio si no, disminuye su calidad, no lo estamos haciendo bien. Esto es importante para el éxito conjunto del ejercicio, aumenta su control y disminuye el riesgo de lesión.


Respiración

Es fundamental la oxigenación de nuestro cuerpo a través de inspiraciones y espiraciones completas. Una respiración correcta facilita el control del movimiento, uno de los principios del método.


Puntos importantes para trabajar en colchoneta

Importante concentrarse en el tronco desde la zona cervical a la base de los glúteos. Si visualizamos nuestro cuerpo será más sencillo conseguir su propósito.

 

Cuando realizamos ejercicio desde la colchoneta el movimiento debe partir de la "mansión del poder”.


Meter el vientre

 No debemos arquear la columna en los ejercicios. La columna se extiende sobre la colchoneta apoyándola. Nos concentramos en llevar nuestro ombligo hacia la columna, y que ésta permanezca pegada al suelo.


La cabeza

Cuando realizamos ejercicio en la colchoneta con las piernas y la cabeza elevadas debemos eliminar la tensión del cuello. Para ello llevamos el mentón hacia el pecho pero dejando un espacio entre ellos porque es importante que no haya tensión en el cuello.


Trabajo simultaneo

No existen zonas aisladas de movimiento. Se trata de que los músculos trabajen a la vez. Debemos concentrarnos en estabilizar una parte y mover otra.


Principio de no tensión

Los músculos actúan sin tensarlos. El movimiento es natural, fluido, de tensión y relajación.


No hay dolor

Si se produce éste debemos revisar nuestra posición. Puede estar provocado por una postura inadecuada.

 

Francisco José Castro Blanco
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio