EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Actividad Física y Salud

20.08.2014
España
ESP |

Consumo de esteroides anabólicos en los centros fitness. Un problema de salud pública

El uso de anabolizantes no debería estar presente en los centros fitness, cuya esencia es la promoción de la práctica de actividad física para la salud
Clasificación de ayudas ergogénicas

Existe un abusivo consumo de sustancias dopantes en los centros fitness. Recientemente Parkinson y col. (2006) realizaron una encuesta a 500 usuarios recreativos sobre el consumo de esteroides anabólicos androgénicos (EAA), obteniendo registros poco alentadores y confirmando algunos aspectos ya encontrado anteriormente por Perry y sus colegas (2005).

  • Entre ellos destaca el abuso de estas sustancias sin prescripción médica.
  • Los objetivos pretendidos con este consumo no son deportivos sino estéticos.
  • Las dosis son excesivas en función de la que médicamente se debería recetar.
  • 1 de cada 10 sujetos que se inyectan, lo hacen con técnicas peligrosas.
  • Las sustancias más extendidas son la hormona de crecimiento y la insulina.
  • Aproximadamente el 100% percibían subjetivamente mejoras.
  • Más del 70% experimentó al menos 3 o más complicaciones.
  • El 96% admitió que de forma paralela las sustancias dopantes tomaba drogas.
  • El 50 % admitía que había adquirido de forma ilegal dichas sustancias.

Los motivos que incitan a probar las sustancias y métodos dopantes, han sido tradicionalmente de rendimiento. Pretendiendo según Rieu (1993) ayudar a la homeostasis (recuperarse antes, adaptaciones estructurales mayores y con más facilidad…) y favoreciendo el suministro energético (entrenando con más calidad, favoreciendo la quema de grasas, incitando la pérdida de agua…). Sin embargo, para los practicantes recreativos de ejercicio físico, pretenden otros objetivos, ganar masa muscular, perder peso, ganar fuerza (Özdemir y col., 2005), relajarse y calmarse sin ningún tipo de obligación deportiva.

Bajo esta perspectiva los EAA han cogido un excesivo protagonismo en los centros.

Los usuarios de anabólicos poseen asimilada la imagen corporal estereotipada del género masculino musculado. Por lo que el objetivo de su utilización es para conseguir ser más masculino, y con ello mejorar su autoestima.

Los efectos beneficiosos que pretende un usuario de EAA son los siguientes:

  • alteración de la composición corporal ( estimulando una mayor síntesis proteicas y facilitando una mayor pérdida de grasa)
  • aumento de fuerza
  • aumento de la resistencia
  • disminuir el tiempo de recuperación (y con ello entrenar más duro, durante más tiempo).

Existen múltiples efectos adversos producidos por la administración de esteroides anabólicos androgénicos.

Las instituciones más prestigiosas relacionadas con la actividad física, el deporte y la salud, rechazan el uso de anabolizantes NSCA, ACSM, NATA, WADA, COI, por los riesgos asociados para la salud.

En los centros fitness, los practicantes de actividad física para la salud deberían desestimar el hábito del consumo de esteroides anabolizante andrógenos, y adquirir unos hábitos naturales de nutrición, entrenamiento y descanso. Puesto que la filosofía fitness no requiere de un entrenamiento de intensidad tan elevada como para necesitar de los potenciadores de entrenamiento o recuperadores del mismo.

Iván Chulvi Medrano
Ana Pomar Puig
Raquel Pomar Puig
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio