EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Aventura en la Naturaleza

09.03.2017
Argentina
ESP |

Cicloturismo: el cruce de la Cordillera de los Andes por Aguas Negras

Relato del cruce de bicicleta de la Cordillera de los Andes por Las Cuevas, uniendo la ciudad de Mendoza (Argentina) con Los Andes (Chile)
Antes del cruce por Aguas Negras hicimos el cruce por el Paso de Cristo Redentor (Mendoza). Luego de pasar la aduana chilena nos esperaban los imponentes caracoles.
Sobre las laderas de las montañas, en pleno desierto, cultivan viñedos que dan uvas de exportación de altísima calidad.
A 3.000 msnm viven durante el verano en una casa de chapa unos pastores de cabras que se dedican a hacer quesos.
A 3.300 msnm nos encontramos a esta familia que vivía en una casa de chapa y que se dedicaba a la cría de cabras.
A 4.700 msnm. nos sorprendió esta primera pared de hielo.
Al entrar a terreno argentino, nos encontramos con estos increíbles penitentes de cientos de metros de extensión.
Foto del descenso del lado argentino. Se observan numerosos penitentes en un terreno desierto.

Hacia la Claridad. La Serena - Vicuña, 1ª etapa

Aquel 7 de enero solamente teníamos que recorrer 70 km por asfalto para llegar a la ciudad de Vicuña, un ascenso de 0 a 750 msnm, tarea que se veía muy simple de antemano. Sin embargo, y debido al cansancio que acarreábamos, no fue tan fácil. El terreno era bastante empinado al comienzo, al salir de la Serena, para luego hacerse más plano y convertirse en un valle muy fértil donde pudimos observar a los campesinos cultivando chauchas y a las vacas pastando bajo el intenso sol estival.

 

Uvas. Vicuña - Balala, 2ª etapa

Vicuña significaba la última población que veríamos antes de llegar a Rodeo (Argentina). Nuestra idea era llegar a Balala, a 60 km de Vicuña y a 1.500 msnm. Aproximadamente el 70% del recorrido era de asfalto y el 30% restante de ripio.

Todo el camino está dominado por viñedos productores de exquisitas uvas de exportación.

Llegamos a Balala con los últimos rayos del sol. Si bien el lugar figura en los mapas, no es más que un simple puente muy corto que cruza al río Elqui. Este río de montaña, de unos dos metros de ancho, está siempre presente en el cruce por el Paso de Aguas Negras. Acampamos contra el río y dormimos fuera de la carpa para contemplar las estrellas. Nos sorprendimos con el intenso tránsito nocturno de camionetas, camiones y colectivos que iban o venían desde la mina de cobre más grande del mundo, cercana en la zona.

 

Hombres en las alturas. Balala - La Laguna, 3ª etapa

En la Aduana chilena arrojamos nuestros desperdicios. Paulatinamente, y sin darnos cuenta, la altura estaba haciendo mella en nosotros. A los 3.000 msnm encontramos una casa de chapa con un chico cuidando unas cabras. Sin poder salir de nuestro asombro, paramos para tomar una fotografía.

Finalmente salimos, intentando llegar a la laguna, donde teníamos pensado acampar. Estábamos a unos 7 km. distancia que se harían interminables. A 3.300 msnm encontramos otra casa de chapa con unos chicos y unas cabras pastando.

Luego de recorrer 7 km desde la casa del quesero en unas dos horas, tiempo que refleja nuestro agotamiento por la altura, acampamos sobre el río, lejos de la ladera de la montaña, temiendo que se cayese alguna piedra sobre nosotros mientras dormíamos.

 

Los límites. La laguna - comienzo de los caracoles, 4ª etapa

Estábamos a 4.000 msnm, a unos 20 km del límite Chile -Argentina, a punto de separarnos del río Elqui y en pleno desierto. Las palabras del quesero y del arriero empezaban a resonar en nuestros oídos. Lo que quedaba por recorrer era lo más duro: los caracoles finales que suben 700 m en 20 km.

Nos dimos cuenta que habíamos ascendido demasiado el día anterior: 1.900 metros en un solo día y en 62 km de recorrido. Decidimos acampar y almorzar. Pasamos toda la tarde junto al río hablando sobre la travesía y las experiencias de Emilio en el Aconcagua.

Ambos nos movíamos lentamente. Todo lo que hacíamos lo realizábamos despacio. Cenamos temprano y apenas se fue el sol comenzó a hacer mucho frío. Intuyendo que soplaría mucho viento, atamos los vientos de la carpa a rocas pesadas, y pusimos piedras sobre las alforjas y las bicicletas.

 

A través de la cima. Comienzo de los caracoles - Rodeo. 5ª etapa

No salimos de la carpa hasta que el sol calentó nuestro campamento. Ninguno de los dos quería sufrir de más. Al abrir la carpa y tomar las caramañolas y botellas de 2 litros que habíamos dejado cargadas con agua, comprobamos que estaban congeladas. También lo estaban las piedras a los costados del río.

Desayunamos, desarmamos la carpa y preparamos nuestras bicis, rutina que en total nos insumía una hora y media diaria. Decidimos tomar un Migral antes de pedalear para tratar de evitar que nos doliese la cabeza por la altura y pusimos té en dos de las cuatro caramañolas.

En el lugar que acampamos se abrían dos caminos hacia la cumbre: uno de 7 km en línea recta que se permite usar sólo para descender desde el límite (mano única) y otro de 20 km de caracoles y por el cual se puede tanto ascender como descender. Tomamos por supuesto el camino más largo pero menos empinado.

A un costado del camino se veía un profundo precipicio. Parecía que estábamos en la cima de la montaña, pero el camino siempre ascendía un poco más. Era un ascenso sin fin.

El día anterior, desde nuestro campamento, hablamos creído ver muy cerca las nieves eternas, pero es sabido que las distancias pueden resultar engañosas en la montaña. De repente, en pleno ascenso, nos sorprendimos con la ladera cubierta de hielo a nuestro lado.

Apenas un poco más y llegamos a la cima. Los carteles "República de Chile" por un lado y "República Argentina" por el otro lo certificaban. El GPS midió 4.800 msnm, lo cual permite asegurar que cruzamos por uno de los pasos más alto de la Cordillera de los Andes y a la altura del techo de Europa (Mont Blanc). Nos abrigamos para protegernos del fuerte viento y comenzamos el descenso.

En el Puesto de Gendarmería de Guardia Vieja los gendarmes nos convidaron un té que aceptamos gustosos. Luego continuamos hasta Rodeo (1.600 msnm) completando 126 km de recorrido en el día.

 

San Juan. Rodeo - San José de Jáchal, 6ª etapa

Rodeo es una pequeña ciudad en la cual no pasamos desapercibidos debido a nuestras bicis completamente cargadas. Recorrimos la ciudad por la mañana y al mediodía nos fuimos hacia San José de Jáchal. En total 42 km por asfalto durante los cuales disfrutamos el paisaje sanjuanino.

Andrés Esper
Emilio Strassburger
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio