EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Estudios Sociales

04.12.2016
Colombia
ESP |

¿Qué es el deporte para el desarrollo y la paz?

Aunque algunos países han utilizado el deporte para el desarrollo de la paz, aún son escasos los medios de evaluación que demuestren su efectividad
El deporte posee atributos que lo convierten en un vehículo para promover el desarrollo y la paz.

Introducción

Desde que comenzó el año 2016 y anticipando lo que se vendría para Colombia este año en materia social y política, lideré un grupo de aprendices que estudian tecnologías en entrenamiento deportivo y recreación; para preguntarnos si el deporte podía cumplir algún papel en el postconflicto, y cómo podría llegar a hacerlo. Tenemos un proyecto en curso y queremos que más personas se unan, gracias a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

El deporte es reconocido por todos como un fenómeno social con gran capacidad de inspirar a otros a través de sus historias y movilizar personas en todo el mundo, el deporte se presenta como un lenguaje universal capaz de acercar comunidades divididas. Sin profundizar en las raíces y las definiciones del término, debo ubicar lo que significa el deporte para este estudio, y para el Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre el Deporte para el Desarrollo y la Paz. En este contexto, se considera deporte "toda forma de actividad física que contribuya al logro de una buena condición física, salud mental e interacción social, como los juegos, la recreación, los deportes organizados y de competencia y los juegos y deportes autóctonos".

Colombia atraviesa un momento histórico por la firma de un tratado de paz entre el Gobierno y el grupo guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Para lograr la paz los Gobiernos adelantan todo tipo de estrategias en busca del desarrollo. Según el documento del Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre el Deporte para el Desarrollo y la Paz, todavía muchos países ignoran de qué forma empelar el Deporte para el Desarrollo y la Paz (DDP en adelante) para alcanzar sus objetivos de desarrollo.

Según lo establecido en diferentes convenios y tratados de derechos humanos, el deporte, se relaciona con los derechos a la salud física y mental, a la educación, a la vida cultural, al descanso y a la recreación, a jugar y realizar actividades recreativas, a que las mujeres participen en actividades deportivas en igualdad de condiciones que otras personas.

El deporte también aparece en las agendas de las Naciones en los últimos años por el impacto que tiene en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Además, la Carta Internacional de la Educación Física y el Deporte, al hacer referencia a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, donde estipulan que "todos los seres humanos deben tener asegurado y garantizado el acceso a la educación física y el deporte".

Asimismo, la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad,  exige a los Estados para que estimulen y promuevan la participación de las personas discapacitadas en actividades deportivas con el resto de la población, en todos los niveles; que garanticen que estas tengan acceso, en igualdad de condiciones con las demás personas, a entrenamiento, recursos e instalaciones.

Una de las conclusiones del informe elaborado por el Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre el Deporte para el Desarrollo y la Paz en el año 2003 indica que: “las iniciativas basadas en deportes bien diseñadas constituyen herramientas prácticas y de bajo costo para cumplir los objetivos en pro del desarrollo y la paz. El deporte es un vehículo poderoso, que las Naciones Unidas deberían incorporar con mayor frecuencia como complemento a las actividades existentes”.

Es necesario insistir que el deporte por sí solo no soluciona conflictos ni consolida la paz, inclusive los programas deportivos tiene implícitas conductas humanas negativas que pueden desviar los valores de igualdad, esfuerzo, sana competencia y respeto por las normas que dicen promover. Los programas de DDP deben tener un enfoque efectivo, partiendo de conocer el contexto en el cual se aplican. Algunas fuentes resaltan el hecho que el uso del deporte para prevenir los conflictos y promover la paz, es un campo inexplorado, la orientación de los programas basada en la evidencia es limitada; entonces, ante la soportada evidencia del uso del deporte para el desarrollo y la paz y los riesgos asociados a esta actividad, con un grupo de aprendices de las tecnologías en recreación y entrenamiento deportivo; nos preguntamos: ¿Cuál es el estado del arte del deporte para el desarrollo y la construcción de la paz en Colombia?

 

Contexto

Colombia es un país en conflicto desde hace más de cincuenta años, parte del territorio está controlado por grupos al margen de la ley. Según la última investigación de la Fundación Paz & Reconciliación, en Colombia las FARC hacen presencia en 242 municipios del país y en 112, existe una capacidad amplia de injerencia en la vida política y social. En estos 242 municipios vive algo más allá del 12% de la población total colombiana. Por su parte, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) opera en 99 municipios ubicados en 7 regiones del país. El Gobierno nacional ha venido adelantando diálogos de paz con la guerrilla de las FARC desde el año 2012 y en el transcurso del año 2016 se espera que se firmen los acuerdos de paz con este grupo guerrillero. En este mismo año, el Gobierno anuncia el inicio del diálogo con el ELN.

Ante la firma de los acuerdos con las FARC, el país entrará en el postconflicto; esta etapa, trae unos momentos y unos desafíos para el país. De acuerdo con el mismo estudio, el concepto del postconflicto se debe entender como un período de tiempo comprendido entre la finalización del conflicto armado y una etapa de normalización, sobre el postconflicto, el informe aclara lo siguiente:

Este período se calcula que está cercano a los diez años. En este lapso, transcurren cuatro líneas de tiempo que pueden sobreponerse unas sobre otras, pero es fundamental distinguirlas: La primera, el inicio de los diálogos; la segunda, un alistamiento que atraviesa un proceso de cese al fuego bilateral, pasando por la firma de acuerdos de paz y termina con el proceso de refrendación; la tercera, que va desde la firma de los acuerdos y los doce meses subsiguientes, también se conoce como “Plan de choque” o como lo llama la fundación: “Victorias tempranas para la paz”, que es donde el Estado recupera la confianza de la población, crea un clima de confianza nacional e internacional mediante acciones institucionales que recuperen la legitimidad en algunos territorios. Y una cuarta línea, que va desde la firma de los acuerdos hasta los siguientes diez años, donde se normalizan las condiciones de paz en el país, sobretodo en los territorios donde se sufrieron oleadas intensas de violencia.

Con la sistematización de las experiencias que han dejado las prácticas bien diseñadas donde se ha utilizado el DDP en Colombia, es necesario conocer las propuestas que, al ser implementadas en las poblaciones afectadas por la violencia, contribuyan durante la fase de postconflicto a generar confianza en los actores sociales y permitan recuperar la legitimidad del Estado entre los habitantes de dichas poblaciones.

Con nuestro proyecto, después de la firma de los acuerdos y la refrendación de los mismos, queremos saber si el uso sistemático del deporte por parte del Estado colombiano, permite recuperar su legitimidad y cómo el deporte podría hacerlo.

Otro alcance de nuestra iniciativa, es identificar las brechas asociadas a la desigualdad social; principalmente las que se asocian con el deporte y la recreación, contempladas en el Plan Nacional de Desarrollo (2014-2018): “Todos por un Nuevo País”. En este Plan, que busca contribuir a la “consolidación de la política del deporte, recreación y actividad física”; se habla de prevenir los conflictos en los territorios más afectados por el conflicto armado en Colombia. De lograr los recursos por parte de las instituciones que financian estas iniciativas, estaremos en capacidad de consolidar evidencias que servirán para respaldar políticas públicas orientadas al uso del deporte como dispositivo para potenciar el desarrollo social en Colombia.

Más adelante, en el mismo Plan, el programa “Fomento a la recreación, actividad física y el deporte” busca entre otros objetivos, el diseño y la implementación de una plataforma interoperable de información de programas sociales. Este proyecto y sus alcances, darían insumos valiosos para dicha plataforma, porque conocemos los proyectos del país que utilizan el uso del deporte como herramienta del desarrollo y la construcción de la paz en el país.

 

Estado del Arte

Son limitadas las investigaciones que se han realizado en el sector en comparación con las experiencias que se han realizado en el mundo. En el documento elaborado por Naciones Unidas Sport for Development and Peace Towards Achieving the Millennium Development Goals, se presentan varias experiencias relacionadas con DDP.

En Somalia, UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Niñez) y UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Cultura y la Ciencia) están promoviendo la paz a través del deporte con programas en los que entrenan a los jóvenes en la solución pacífica de conflictos, mientras los animan a practicar deportes en torneos que giran en torno a esta temática. El objetivo es generar ambientes protectores para ayudar a rehabilitar y reintegrar a los jóvenes en el contexto del postconflicto.

En la franja de Gaza, el Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (UNDP) en conjunto con los Voluntarios de las Naciones Unidas, desarrollan una iniciativa diseñada e implementada por ellos mismos para ayudar a los jóvenes palestinos mediante actividades deportivas. El programa se llama Sharek, palabra árabe que significa participación.

La Asociación Europea de Fútbol (UEFA) y la Asociación Danesa para proyectos Culturales apoyan 185 Open Fun Football Schools para 37,000 niños entre los 8 y los 14 años como parte de un proyecto que busca construir lazos entre niños de Bosnia y Hersegovina, la antigua República de Yugoslavia, Macedonia, Serbia y Montenegro.

El deporte se ha utilizado para unir comunidades divididas como el programa Friendly Matches coordinado por UNHCR (Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas) entre comunidades de refugiados.

En Sierra Leona, UNICEF en conjunto con la ONG RightTo Play llevan a cabo programas que integran voluntarios, quienes trabajan con las comunidades para construir redes de entrenadores que implementan programas deportivos con jóvenes para construir sentido de pertenencia y trabajo en equipo.

La UEFA participa desde 1997 con ICRC (Comité Internacional de la Cruz Roja) en una campaña contra las minas antipersonas. Este trabajo conjunto busca alertar sobre la importancia de alejar los niños de la guerra, sacarlos del conflicto mediante acciones legales de protección.

Otro ejemplo de DDP es el del partido de tenis entre un tenista Israelí y otro de Palestina, quienes sirvieron como modelos de paz entre sus países. Esta iniciativa tuvo el nombre de a two-man peace initiative, withracket.

Vale la pena destacar que, desde el año 2013 un grupo de organizaciones internacionales crearon una plataforma en internet con personas, organizaciones y proyectos que trabajan el deporte para el desarrollo, entre ellos, el deporte para el desarrollo y la paz. Esta plataforma disponible en inglés y francés busca reunir experiencias alrededor del mundo y facilitar la comunicación entre los promotores de estas iniciativas. La plataforma sportanddev.org está en constante crecimiento. En mayo de 2016 la plataforma aparece con 1338 miembros, 227 proyectos y 674 organizaciones en el mundo. Utilizando una herramienta de búsqueda en la plataforma. En Colombia aparecen registrados 16 miembros, 6 proyectos y 5 organizaciones.

Los datos de este sitio son limitados, en Colombia hay más proyectos y organizaciones que trabajan el DDP, pero la disponibilidad de la plataforma en inglés y francés exclusivamente y la falta de un estímulo u obligación para registrar los proyectos en el sitio, limitan la participación nacional.

Entonces, apoyado en otras fuentes, principalmente en los documentos publicados por Alexánder Cárdenas, reconocido investigador en la materia, se encuentran en Colombia cerca de 30 fundaciones y/o proyectos que trabajan el DDP. Entre las organizaciones y proyectos, algunas logran mantenerse en el tiempo y acumular experiencias positivas como las reportadas por la Federación Colombiana de Fútbol, Fundación Luker, Fórmula Sonrisas, Fútbol Con Corazón, Gestores del Deporte, Goles por la Paz y Golombiao.

A nivel nacional se han realizado intervenciones sociales en el tema de barrismo en el fútbol, las principales ciudades del país destinan recursos públicos e incentivan a los jóvenes de las barras de los equipos más representativos del país para que participen del espectáculo en paz. A pesar de que este escenario mezcla deporte y paz, este tipo de intervenciones no hace parte del objeto de estudio, porque las acciones del DDP incluyen la participación activa de las personas en el deporte, no la participación que realizan los barristas desde las tribunas. Las organizaciones y proyectos que hacen parte del DDP pueden ser de dos tipos: el primero, aquellas organizaciones deportivas que utilizan el deporte para conseguir desarrollo deportivo y social; el segundo, aquellas organizaciones sociales que buscan el desarrollo a través del deporte; todas ellas se consideran en el marco de este estudio.

Como el proyecto se encuentra en su fase de formulación y ajuste, me gustaría contar con la participación masiva de investigadores en otros lugares, me gustaría conocer las iniciativas que desde sus regiones promueven para conseguir la construcción de la paz a través del deporte. Pueden escribirme a mi correo y ponernos en contacto.

 

Correo Electrónico: mauroh06@gmail.com

Página web: www.hernandezmauricio.com

Mauricio Hernández Londoño
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio