EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Educación

01.04.2017
Mexico
ESP |

Taxonomía de Bloom: la clasificación progresiva de las habilidades de pensamiento

Existe una clasificación progresiva de verbos que permite formular los propósitos de los procesos educativos, lo que torna el aprendizaje más significativo
Taxonomía de Bloom de las habilidades del pensamiento

Es el aprendizaje significativo lo que se busca lograr en los procesos educativos a través de la formulación de sus respectivos propósitos, y la forma de construirlos debe responder a una clasificación progresiva de verbos que permita formularlos de la mejor manera. Para tal efecto se cuenta con la Taxonomía de Bloom.

 

Nivel 1. Conocimiento

Es el nivel más básico de la taxonomía y, de igual manera, del nivel de pensamiento que se exige; implica la capacidad de recibir y reproducir la información obtenida tal como fue obtenida y compilada en la memoria. Se ciñe estrictamente a la recopilación de datos y a su reproducción en un sistema de entrada y salida. Responde al qué se va aprender.

Algunas de las acciones que mejor responden a tal nivel son actividades como definiciones, leer textos determinados, uso del diccionario, películas, periódicos, radio, eventos, entre otros. Algunos de los verbos que más responden al nivel son: definir, recitar, escribir, nombrar, clasificar, nombrar, etc.

 

Nivel 2. Comprensión

Corresponde a una habilidad intelectual básica en donde se emplean, a ése nivel en situaciones conocidas y controladas, los conocimientos que se han adquirido o acumulado. Se está posibilitado para entender las situaciones y captar el sentido de las cosas, percibiendo lo ocurrido en los hechos de forma particular.

Las acciones pertinentes serían el inferir las causas y consecuencias de un fenómeno, determinar los pasos de un proceso, fundamentar y contrastar las posturas de origen de los fenómenos, etc. Los verbos que entre potros responde a este nivel son: describir, clasificar, explicar, seleccionar, resumir, entre otros. Responde al cómo se va emplear el conocimiento en el proceso.

 

Nivel 3. Aplicación

Se hace uso de la información en situaciones nuevas y que implican la incertidumbre de lo inesperado, ya que se carece del control y conocimiento de las situaciones en que se desarrolla el fenómeno a intervenir, por lo tanto, exige la solución de las problemáticas de acuerdo a como se presenten. Se aplica el pensamiento inductivo y deductivo para lograr aplicar una solución en las representaciones abstractas de casos particulares y concretos.

Seleccionar, transferir y emplear una determinada información para lograr la solución de un problema, aplicación contextual de alguna teoría o norma específica, serían ejemplos de acciones que reclaman este nivel de cognición. Los verbos que responden a tales acciones son: experimentar, resolver, modificar, descubrir, implementar, entre otros. Responde al para qué se necesita el conocimiento adquirido.

 

Nivel 4. Análisis

Se realiza la identificación de componentes para encontrar los patrones de coincidencia y organizarlos en sus partes como un todo, de tal manera que se reconocen y clasifican sus significados para poder acceder a una reorganización de los conocimientos y respuestas emitidas considerando las variables que las determinan.

Para acceder a este nivel, que se considera una habilidad cognitiva de orden superior, se lograría con la diferenciación, clasificación, formulación de hipótesis y contrastación de evidencias; y algunos de los verbos que se empatan con el análisis son: seleccionar, ordenar, clasificar, explicar, debatir, etc. Responde al desglose y clasificación de la información empleada o aplicada.

 

Nivel 5. Síntesis

Es una habilidad del pensamiento superior que reclama la posibilidad de crear y recrear a través de la integración y combinación de los elementos pertinentes para lograr la síntesis de la información o el fenómeno abordado.

En este nivel se da la creación de nuevos conocimientos o propuestas que incidan en alguna de las áreas del saber, ya sea la cognitiva, la afectiva o la motriz; es el nivel al que se aspira llegue el sujeto en todos los procesos educativos y le sea posible generar una construcción y deconstrucción de su realidad de acuerdo a las necesidades de su contexto. Algunos de los verbos que corresponden a este nivel son diseñar, construir, organizar, modificar, adaptar, integrar, entre otros. Responde a la creación y recreación de su contexto.

 

Nivel 6. Evaluación

Es la máxima manifestación de la habilidad del pensamiento. Se está en la posibilidad de comparar, discriminar y ponderar la realidad presentada y emitir un juicio de valor lo más objetivo posible.

Al llegar a este nivel de cognición, se está en condiciones de diagnosticar el nivel, la estructura, la propuesta y reformular el fenómeno presentado para orientar o reorientar la forma en que se abordará para su mejor solución de acuerdo a las exigencias del contexto. Algunos de los verbos que responden a estas características son interpretar, contrastar, justificar, seleccionar, determinar, etc. Todo ello corresponde a la valoración, reconocimiento, verificación y juicio de la realidad.

Alfonso Espinal Gadea
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio