EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Entrenamiento

09.07.2015
Chile
ESP |

Generalidades del entrenamiento en pliometría

El método polimétrico es una forma de preparación específica dirigida al desarrollo de la fuerza explosiva y de la capacidad reactiva del sistema neuro-muscular
Tres variantes del salto vertical

El entrenamiento pliométrico es utilizado como método en una gran cantidad de deportes en donde el gesto principal es explosivo y se debe movilizar la masa corporal o alguna carga externa en el menor tiempo posible. Debemos de tener en consideración que el método pliométrico habla sobre un “régimen muscular excéntrico”, por ende no es sinónimo pliometría que ciclo de estiramiento acortamiento (CEA).

Según Verjoshanski “una tensión muscular elevada que se desarrolle dentro de la fase de estiramiento permanece en el musculo incluso después de haber sido aprovechada por el individuo”, por ende esta acumulación de energía puede ser aprovechada por el sujeto al momento de ejecutar los saltos con contra movimiento.

Como se ha planteado el CEA no es sinónimo de polimetría, pero si esta inserta en este, y estos son los que se caracterizan por una rápida desaceleración del cuerpo, seguida casi inmediatamente de una rápida aceleración del cuerpo en la dirección opuesta, con esta definición nos damos cuenta que la gran mayoría de los gestos deportivos ejecutados por los atletas en diferentes disciplinas cuentan con estas fases, por lo cual pasa a tener una gran importancia en la performance del deportista.

El método polimétrico es una forma específica de preparación de la fuerza dirigida al desarrollo de la fuerza explosiva muscular y de la capacidad reactiva del sistema neuro-muscular.

Siete semanas de entrenamiento con diferentes frecuencias de entrenamiento polimétrico (1 día por semana, 2 días por semana y 4 días por semana), asociado con 3 diferentes volúmenes de entrenamiento polimétrico en fuerza máxima, ejecución del salto vertical, y habilidad para esprintar. 42 estudiantes asignados al azar a 1 de 4 grupos: control (n=10, 7 sesiones de entrenamiento de DJ, 1 día por semana, 420 DJs), 14 sesiones de entrenamiento de DJ (N=12, 2 veces por semana, 840 DJs), y 28 sesiones de entrenamiento de DJ (n=9, 4 días por semana, 1680 DJs). El protocolo de entrenamiento incluyo DJ desde 3 diferentes alturas 20, 40 y 60 cm. Fuerza máxima (una repetición máxima (1RM) y fuerza máxima isométrica), altura vertical en CMJ y DJ, y 20-m de tiempo de sprint, esto es testeado antes y después del las 7 semanas de entrenamiento polimétrico. No se observan diferencias significativas entre el pre-entrenamiento y las variables testeadas. No se observan cambios significativos en el grupo control en alguna de las variables testeadas. El entrenamiento polimétrico usando una frecuencia y volumen moderado de saltos, produce ganancias similares en la saltabilidad, pero tiene una gran eficiencia de entrenamiento (12% y 0.014% por salto) comparado con el alto volumen y frecuencia de saltos (18% y 0.011% por salto).

El método polimétrico es parte de la preparación especial del deportista, y que consiste en la “intensificación motriz del organismo con el fin de activar los procesos de desarrollo de las capacidades funcionales necesarias para cada deporte determinado”, ya que el deportista debe llegar a desarrollar su mayor fuerza posible y casi muy parecida a la que va a utilizar en la competición, y como se plasmo anteriormente el entrenamiento pliométrico tiene mucho que ver en el aumento de la fuerza máxima, además del aumento de la fuerza explosiva, reflejados en la habilidad para saltar. Por ser la preparación especial más corta que la general, el entrenamiento pliométrico, también debe ser de corta duración ya que desde un punto de vista fisiológico y psicológico, entre cuatro a seis semanas de entrenamiento de potencia de alta intensidad seria la longitud de tiempo óptima para poder estresar al sistema nervioso central, sin causar un estrés o fatiga excesiva.

Además de tomar en consideración los puntos anteriores, al momento de aplicar un plan de entrenamiento pliométrico, se debe tener en consideración la altura del salto, el numero de saltos, ángulo articular de la rodilla (rigidez de la articulación de rodilla), entre otras cosas.

Un estudio que tenía como propósito el comparar el efecto de 3 diferentes protocolos de entrenamiento, que son entrenamiento pliométrico, entrenamiento de pesas y la combinación de estos. 41 varones fueron asignados al azar a 1 de 4 grupos: entrenamiento pliométrico (n=11), entrenamiento de pesas (n=10), entrenamiento pliométrico conectado con pesas (n=10), y control (n=10). Salto vertical, potencia mecánica, tiempo de vuelo, y fuerza máxima de piernas son controlados antes y después de las 12 semanas de entrenamiento. Los sujetos en cada grupo de entrenamiento entrenan 3 veces por semana, donde los sujetos del grupo control no participan en ninguna actividad de entrenamiento. Los resultados muestran que todos los tratamientos de entrenamiento tienen ganancias significativas (p < 0.05) mejorando en todas las variables de los test. Por otro lado, el grupo de entrenamiento combinado produce mejoras en la realización del salto vertical y fuerza de piernas, y estos son más significativos que las mejoras en los otros dos grupos de entrenamiento.

Como conclusión a este articulo no queda más que decir que al momento de iniciar un entrenamiento con un régimen pliométrico, de deben tener en consideración una gran cantidad de variables que influyen tanto en la ejecución como en las dosis de saltos, alturas, etc. Por ende se hace apropiado el generar conocimiento en este ámbito, para la mejora del rendimiento de nuestros atletas.

David Cristobal Andrade Andrade
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio