EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Educación Física

09.08.2013
España
ESP |

Expresión corporal y danza como contenidos en las clases de Educación Física

Las posibilidades creativas que derivan del tratamiento de la Expresión Corporal, justifican la importancia de este bloque de contenidos
La danza, formando parte de la Expresión Corporal, contribuye al desarrollo de la creatividad
Una educación rítmico-musical se adquiere a través de diferentes tipos de bailes
El baile mejora de la socialización en el aula y de la capacidad creativa del alumnado

Introducción

Las posibilidades comunicativas, creativas y sociales que derivan del tratamiento de la Expresión Corporal (EC), justifican la importancia de trabajar este bloque de contenidos en el marco escolar de la Educación Física (EF). Viciana y Arteaga (2004), recogen que la EC forma parte de la realidad educativa actual y que permite el desarrollo de la capacidad expresiva y comunicativa de la persona. Para estas autoras, esta capacidad expresiva se valora en base a tres categorías:

  • Conocimiento personal: desinhibición, conocimiento personal expresivo-segmentario y conocimiento-adaptación personal al entorno.
  • Comunicación interpersonal: comunicación verbal y no verbal.
  • Comunicación introyectiva: información sobre nuestro yo interno.

El presente artículo trata de establecer la relación entre EF, EC y danza en el desarrollo de la creatividad del alumnado presentando la danza como un contenido con numerosos valores educativos dentro de la EC. Además de la capacidad creativa, este contenido permite, en las clases de EF, el trabajo y desarrollo de las capacidades físicas y coordinativas, la mejora de la expresión corporal, la socialización en el aula y la educación rítmico-musical (Castañer, 2000).

Se parte de que el proceso de enseñanza de cualquier baile, permite al profesorado plantear propuestas de actividades que desarrollen la creatividad favoreciendo la participación e implicación del alumnado en el proceso de aprendizaje (Chen y Cone, 2003). El trabajo que se presenta no pretende aportar una lista cerrada de danzas que se puedan aplicar al ámbito escolar ni recoger una metodología de enseñanza para aprender un tipo de baile concreto. El objetivo principal es justificar la danza dentro de la EC y en el marco de la EF a través de una propuesta didáctica que plantea la posibilidad de trabajar, desarrollar y mejorar la capacidad creativa del alumnado a través de actividades danzadas en un clima de diversión, relación y comunicación entre compañeros/as.

 

Expresión Corporal y creatividad dentro de la Educación Física

La Educación Física (EF) es una disciplina científica que contribuye a la educación integral del individuo. La finalidad de esta disciplina es educar a la persona a través del cuerpo y del movimiento (Ciencias de la Motricidad) utilizando como medios la actividad física y el deporte con fines formativos (Ciencias de la Educación). La EF no se reduce exclusivamente a aspectos perceptivos y motrices, sino que implica otros de carácter cognitivo, expresivo, comunicativo y afectivo (Viciana y Arteaga, 2004).

Son muchas las posibilidades comunicativas, creativas y sociales que derivan del tratamiento de la EC en el marco escolar de la EF. En relación a las capacidades que se pueden llegar a desarrollar en el alumnado con el conocimiento, práctica y valoración de las actividades expresivas y danzadas, Montávez y Zea (1998) plantean los siguientes objetivos:

Crear nuevos patrones motrices que incrementen su vocabulario corporal, actuando el cuerpo como medio de expresión y comunicación.

Familiarizarse con éxito en las distintas formas de trabajo expresivo mediante la vivencia personal y grupal desde el respeto y la tolerancia.

Descubrir sus potencialidades expresivas individuales y en grupo, tratando de superarse en base a sus limitaciones e incrementando la autoestima para seguir avanzando.

Desarrollar su creatividad, expresividad, imaginación y espontaneidad, experimentando y concienciándose de las distintas posibilidades expresivas que ofrecen el cuerpo y el movimiento.

Los contenidos que configuran el bloque de EC son muchos y muy variados. Derivan tanto de las manifestaciones expresivas simples (el lenguaje corporal: gestos, posturas y miradas) como de las complejas (dramatización, danza y mimo). Hay que seleccionar los más adecuados para su aplicación en el ámbito educativo, teniendo en cuenta al alumnado (desarrollo biológico y psico-social), los recursos disponibles (recursos materiales, personales y organizativos), los objetivos de enseñanza-aprendizaje y la preparación o formación específica del profesorado. A través del tratamiento de estos contenidos concretos en las clases de EF, se trabajan y desarrollan otros con un carácter transversal como son la creatividad, socialización, desinhibición, cooperación y coeducación.

Desde una perspectiva metodológica, los EE más idóneos para abordar en el aula el conjunto de contenidos que integran el bloque de EC, son los basados en la producción de modelos y concretamente el descubrimiento guiado, la resolución de problemas y los EE creativos (Delgado, 1992). Montávez y Zea (1998), proponen una metodología de enseñanza expresiva en forma de orientaciones procedimentales que puedan servir de guía al docente para su intervención didáctica. Esta metodología se fundamenta en una enseñanza de la EC que permite aplicar cualquier EE siempre que se adapte al estilo de aprendizaje de los/as alumnos/as, fomente la participación e implicación de todos/as en las actividades, favorezca la socialización en el aula, implique al alumnado en su proceso de E-A y potencie el desarrollo de la capacidad creativa.

 

Danza y creatividad dentro de la Expresión Corporal

La danza es una de las formas de arte y de expresión más antiguas de la humanidad, diversificada y ramificada en numerosas variantes. Hay autores que resaltan las posibilidades de esta manifestación expresiva en la comunicación no verbal, estableciendo un paralelismo directo entre danza y EC (Willen, 1985 y Robinson, 1992).

Driver (2001), afirma que la danza puede ser entendida como el movimiento de la música y que este hecho se ha reflejado en la gran proliferación de todo tipo de música popular a lo largo del último siglo. Cuellar (1996), delimita conceptualmente el término danza como un lenguaje del cuerpo y a la vez una actividad psicomotriz que combina armoniosamente en el espacio movimientos que una audición musical crea y ordena. Para esta autora, la danza es un arte y una forma de expresión por medio del movimiento.

Formando parte de la EC, la danza es un contenido que contribuye al desarrollo de la capacidad creativa y comunicativa de la persona a través del movimiento rítmico y gracias al conocimiento, práctica y disfrute de los diferentes tipos de bailes. La música contiene al ritmo que es el elemento físico que aporta a la música una dimensión temporal (Hemsy, 1982). Es importante trabajar el ritmo a través del movimiento corporal llegando a utilizar la danza como instrumento corporal y musical. Ritmo corporal y ritmo musical, deben ser elementos interrelacionados entre sí y nunca separados (Viciana y Arteaga, 2004).

La danza se presenta, dentro de la educación, como una actividad con innumerables valores abriendo camino al trabajo de la creatividad, a la relación entre compañeros/as, al conocimiento de uno/a mismo/a, al conocimiento de otras culturas y al desarrollo de la capacidad expresiva (Kaufmann, 2006). En el siglo XXI y para el ámbito educativo- recreativo, se propone una forma de danza divergente, donde la creatividad, la improvisación y el disfrute predominan sobre el modelo (la técnica), la repetición y la memorización de patrones de movimiento (Padilla y Hermoso, 2003).

Inmaculada García Sánchez
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio