EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Entrenamiento

13.09.2015
Cuba
ESP |

El proceso de recuperación del deportista

La recuperación es uno de los estados más importantes por los que pasa el deportista, ya sea al concluir el entrenamiento diario o la competencia
La llegada de la supercompensación después del trabajo de cada una de las cualidades físicas

Introducción

En el presente artículo se reflexiona sobre un estado fisiológico que tiene lugar en el organismo del deportista activo. Este posee extraordinaria importancia en el proceso de adaptación a la carga de entrenamiento deportivo, así como en el mantenimiento de un óptimo estado de salud físico-psíquico de éste; el cual a veces no es planificado convenientemente por los que solo piensan en hacer campeones sin tener en cuenta las consecuencias que esto traería para el atleta como ser humano.

A fin de humanizar el entrenamiento deportivo expondremos algunos aspectos que refuerzan lo planteado por Harre en su libro Teoría y Metodología del Entrenamiento Deportivo: "la fase de la recuperación es tan importante como la carga... y hay que planificarla razonablemente..."

El entrenamiento debe tener como meta someter al atleta a determinadas cargas físicas según el nivel adaptativo de este, y optimizar la recuperación con el fin de reducir el tiempo necesario para establecer el estado de equilibrio previo.


Desarrollo

¿Cómo se define la recuperación?

La recuperación es el estado funcional del deportista una vez que concluye el trabajo, donde se restablecen las reservas energéticas y todas las sustancias que intervinieron durante la ejecución de la carga física, así mismo quedan restablecidas las diversas funciones del organismo, se recupera la capacidad física de trabajo y se produce un incremento gradual de la misma.

Se ha podido constatar que la eficiencia del entrenamiento deportivo depende de la rapidez con que se puedan recuperar los sistemas energéticos y todos los sustratos perdidos durante el trabajo.

Para que el organismo retorne a la normalidad es necesario la intensificación del metabolismo proteico (síntesis de proteínas estructurales y enzimáticas destruidas durante el trabajo), restauración del equilibrio iónico y hormonal, así como el restablecimiento total de las reservas energéticas lo cual tiene lugar muchas horas después de haber concluido el trabajo.

Factores que se deben tener en cuenta durante el proceso de recuperación:

  • Restauración de las reservas musculares de fosfágenos.
  • Restablecimiento de la mioglobina con oxígeno.
  • Reposición de las reservas de glicógenos muscular.
  • Eliminación del ácido láctico de los músculos y sangre, así como de otras sustancias tóxicas al organismo que se producen durante el trabajo físico.

El tiempo de recuperación necesario de estos factores y de otros como es la cancelación de la deuda de oxígeno (fase anaerobia), la recuperación de las reservas de glicógenos hepático y la intensificación de la síntesis inductivas de proteínas estructurales y enzimáticas ocurre de forma heterocrónica, pues transcurren a diferentes velocidades y finalizan en distintos tiempos, en dependencia del tipo de ejercicio que se ejecute.

La intensificación de los procesos de recuperación da lugar a que en un instante determinado después del trabajo las reservas energéticas superen su nivel inicial, lo que se conoce como supercompensación.

 

Algunas medidas que aceleran la recuperación del deportista

1. Alimentación: Debe existir un balance entre las calorías que aporta la ración diaria y el gasto energético experimentado, además, incluir alimentos de los diferentes grupos (energéticos, plásticos y reguladores). Debe tenerse en cuenta el suministro de factores dietéticos antes de la arrancada, durante el evento y al concluir el mismo (hasta 15 minutos después es efectivo).

2. Descanso activo: El más efectivo, propone ejercicios de relajamiento de los músculos lo cual produce un incremento relativo de la circulación para el transporte del ácido láctico de los músculos a los lugares de eliminación. Siendo recomendables ejercicios cíclicos al día siguiente de las grandes cargas pues liquida más rápidamente el agotamiento.

3. Descanso pasivo: Sueño nocturno pues en la corteza cerebral se propaga una inhibición protectora que forma una regeneración de las células nerviosas, acostarse o sentarse entre los ejercicios de entrenamiento.

4. Medios médicos biológicos: Que eliminan más rápidamente las formas agudas de fatiga general y local, restauran eficazmente los recursos energéticos e incluso incrementan la C. F. T. Ej. Baños de vapor y aire seco, masajes generales, manuales o por chorros de agua, etc.

Fidelina Maira Díaz Hernández
Angela Isabel Carabeo Delgado
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio