EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Educación Física

23.08.2016
España
ESP |

Educación Física escolar: La utilización del cine como herramienta de enseñanza de la danza

En este trabajo pretendemos resaltar el valor de la utilización del cine para el desarrollo del contenido "danza" desde el disfrute y la contemplación
Esquema de la comunicación en la danza y la intervención docente
Parte de una ficha técnica modelo para uso del cine en educación
Propuesta de ficha de cine para su uso educativo

En el área de conocimiento Educación Física en la Educación Primaria, la normativa vigente para este curso (aún la LOGSE hasta que tengamos los desarrollos de mínimos para el currículo oficial de Educación Primaria de la LOE) contempla el objetivo de "utilizar los recursos expresivos del cuerpo y del movimiento para comunicar sensaciones, ideas y estados de ánimo y comprender mensajes expresados de este modo". Este objetivo puede lograr alcanzarse mediante el contenido danza y, en su vertiente de comprensión de mensajes, el alumno se convierte en receptor (público) de un proceso de comunicación que bien puede llevarse a cabo mediante un canal audiovisual de naturaleza tecnológica.

Por otro lado, la Educación Artística así como el área de Conocimiento del medio natural, social y cultura podrían abordar también el contenido "danza" en primaria y así trabajar en un entorno interdisciplinar tratando de alcanzar objetivos y contenidos motrices, cognitivos, afectivos y sociales que comparten desde el desarrollo integral de la persona. Aspectos tan diferentes como la coordinación, la toma de decisiones, la historia, la autoestima, la responsabilidad, la valoración estética, el esfuerzo, el respecto a los demás o la cooperación podrán ser tratados desde la Educación Física y otras áreas.

El trabajo interdisciplinar en la Educación Primaria permite abarcar los diferentes ámbitos del conocimiento de una forma integrada sin centrarnos exclusivamente en uno de ellos. De esta manera, los ámbitos motriz, cognitivo, afectivo y social podrán ser tratados de forma conjunta y no aisladamente La interdisciplinariedad adquiere importancia dentro de contextos práctico-operativos, cuando un problema requiere la utilización de muchas informaciones que necesariamente son ofrecidas desde ámbitos especializados. Parece que la dificultad está, no en abordar un tema desde distintas perspectivas, independientemente unas de las otras, sino en comprender las relaciones que se establecen entre los ámbitos especializados y ser capaz de abordar la realidad en toda su complejidad.

La danza puede abordarse desde diferentes funciones, desde implicarse en su creación, aceptar ser observado y observador con sentido crítico y respeto, buscar respuestas numerosas, variadas, originales y tratar de desarrollarlas, así como cooperar para la realización de creaciones comunes, participando activamente en la construcción del conjunto de la obra. El disfrute de la danza no debe contemplarse como único objetivo y sí como un valor fundamental de éste. Disfrutar de la danza debe ser una constante y se debe realizar a lo largo de su creación, ejecución y contemplación sin desatender el desarrollo integral de la personalidad del niño, de sus capacidades y, en último término, contribuir a la mejora de la sociedad.

La danza como fenómeno expresivo contiene los elementos propios de la comunicación: emisor, receptor, codificación-decodificación, canal y ruido o interferencias. Tanto el emisor como el receptor pueden constituir más de una persona. El mensaje puede ser lo suficientemente simple o explícito para que sea más o menos sencilla su codificación y decodificación. Además, la existencia de ruido o interferencias puede dificultar el proceso comunicativo. El canal de comunicación es el movimiento corporal, la música y aquellos elementos que acompañen a la danza (vestuario, maquillaje, etc.). En el caso del cine, una película sobre danza será el emisor y los receptores serán los alumnos, que deberán descodificar el film con ayuda del maestro.

La imagen visual constituye un soporte de la cultura objetiva, su principal finalidad es la documental y va a permitir traducir en imágenes los conceptos abstractos. La imagen visual requiere ser leída con espíritu analítico y crítico. Sin embargo, para su uso didáctico, estos materiales deben ir acompañados de una explicación del maestro o de la elaboración de tareas de comprensión y relación diseñadas por el profesor.

El cine se asocia con entretenimiento y diversión, por lo que los alumnos pueden estar más interesados por el uso de este recurso. Por otro lado, el lenguaje cinematográfico permitirá analizar su contenido. Si se integra dentro de una tarea docente. Asimismo, el lenguaje que normalmente no se aprende de una manera sistemática y formal, si suele ser conocido de manera informal. Este hecho pone de manifiesto que el profesor deberá conducir la actividad, haciendo de mediador entre la distracción y lo formativo mediante la programación y el diseño educativo.

En este caso, se trata de convertir el medio en entorno constructivo, de tal manera que no sólo sirva para alcanzar unos objetivos propuestos sino que además contribuya al enriquecimiento personal en el uso posterior del cine.

Teniendo en cuenta que el niño se relacionará con el cine normalmente como espectador, se centrará el trabajo en la descodificación y el análisis crítico. Además, la danza se relacionaría con el cine desde la escucha activa, la contemplación audiovisual y la contextualización artística, cultural e histórica.

Para la selección de la película, es conveniente tener registrado y accesible un repertorio que nosotros hemos denominado cine en danza.

En todo caso, recomendamos hacer una ficha técnica donde se describan brevemente los datos de la fuente audiovisual, con los siguientes elementos: título (castellano y original), dirección, producción, año, duración, guión, intérpretes principales, banda sonora, etc. Los maestros deberán hacerse preguntas tales como: ¿qué películas utilizarías según la edad, la materia y el contexto?, ¿qué películas apoyarían alcanzar que objetivos educativos?, ¿con qué contenido relacionarías qué películas?, ¿qué tipo de actividades realizarías antes, durante y después de la proyección?

El visionado y desarrollo de las tareas se debe realizar teniendo en cuenta la duración de la proyección y el tiempo necesario para el desarrollo de las tareas. En función de la estrategia didáctica planificada, será necesario o no repetir algunas escenas de la película proyectada. Además, podremos trabajar especialmente con algún fragmento bailado que tenga especial interés y relevancia con relación al diseño educativo elaborado.

Como en toda acción educativa, será fundamental llevar a cabo el proceso de evaluación, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • Valoración y, si es preciso, calificación de los alumnos en función del objetivo.
  • Valoración de la actuación docente.
  • Valoración de la selección de la película y el material curricular.
Marta Arévalo Baeza
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio