EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Deportes

23.09.2015
Argentina
ESP |

La historia de la maratón femenina

Este artículo analiza algunos hechos que marcaron la historia de las mujeres en maratones, destacando los tiempos de realización de la prueba
Juegos Olímpicos de Amsterdam. 800 metros damas

Introducción

En ocasión de los Juegos Olímpicos realizados en Amsterdam, 1928, se incluyó como nuevo deporte al atletismo femenino, aunque solamente con algunas disciplinas. Entre las carreras se realizaron los 100 metros, la posta de relevos 4 x 100 y como medio fondo los 800 metros. Este último evento tuvo como ganadora a la alemana Karoline Radke, la cual se impuso con 2'16" 8/10, la japonesa Kinue Hitomi obtuvo el segundo puesto con 2'17" 6/10, mientras que la meda la de bronce fue para la atleta sueca Inga Gentzel la cual realizó 2'18" 8/10. Sin embargo esta carrera disparó un montón de comentarios desfavorables. Ello se produjo a consecuencia de que varias participantes cayeron exhaustas después de haber finalizado dicha carrera. Varias personalidades y organizaciones deportivas y hasta “humanitarias” clamaron contra la realización de pruebas “largas” para las mujeres, las cuales, y según ellos, “no tenían capacidad para resistir esfuerzos superiores a los 200 metros” (esta disciplina se incluyó recién en Londres, 1948). Incluso se llegó a sostener por la parte médica que “con semejantes esfuerzos, las mujeres envejecen más rápido” (¡!). El mismo presidente del Comité Olímpico Internacional de ese momento, el conde Baillet - Latour habló en cuanto a que habría que eliminar definitivamente el deporte femenino de los Juegos Olímpicos e imitar en todos los aspectos a los juegos de la antigua Grecia.

Es cierto que en los Juegos Olímpicos de Amsterdam varias damas culminaron la carrera de los 800 metros verdaderamente exhaustas, y se adjudicaron en ese momento toda clase de afirmaciones prácticamente antifeministas. Pero no se analizó algo que saltaba a la vista o no se quiso ver. El hecho es que la mayoría de aquellas corredoras no se habían entrenado específicamente para correr 800 metros puesto que eran velocistas, corredoras de 100 metros o practicaban el salto en longitud. Como no pudieron hacerlo en sus propias disciplinas atléticas, entonces fueron inscriptas para correr los 800 metros, total “eran nada más que dos vueltas a la pista”. Obviamente ninguna de ellas estaba entrenada para lo que actualmente conocemos como una exigencia anaeróbica lactácida, con alto componente estresante desde el punto de vista metabólico. En ese entonces todavía no se conocían de manera suficiente estos aspectos. Además de ello, hubieron aspectos los cuales nos llama la atención en cuanto a no haberse tenido en cuenta: existían ya para esa fecha registros en la maratón de parte del sexo femenino.

 

Antecedentes femeninos en la maratón

La primer mujer en correr “oficialmente” por debajo de las 4 horas fue una atleta inglesa, Violet Percy, la cual corrió sobre el clásico recorrido de Chiswick en 3 h 40' 22". Este evento fue realizado el 3 de octubre de 1926 y fue realizado en un completo solitario: tuvo jueces que fiscalizaron la carrera, pero no oponentes. El registro de Violet Percy permaneció sin modificación alguna durante 37 años, es decir, hasta el año 1963, cuando el 16 de Diciembre, Merry Lepper de los Estados Unidos corre la maratón en 3 h 37' 07" en Culver City. Un año más tarde, con fecha del 23.05.64 la inglesa Dale Greig reduce el registro de Lepper a 3 h 27' 45".

 

La maratón por debajo de las 3 horas

La primer mujer en correr la maratón por debajo de las 3 horas fue Elizabeth Bonner de los Estados Unidos con un registro 2 h 55' 22". Esta carrera fue mixta y se realizó en un circuito del Central Park de Nueva York el 19.09.1971.

 

La maratón por debajo de las 2 horas 30 minutos

Fue precisamente la corredora nórdica Grete Waitz la cual en la maratón de Nueva York, el 21.10.1979 se registra como la primera mujer en efectuar esta hazaña al anotar 2 h 27' 32" 6/10. Grete Waitz también se consagró como Campeona de maratón en el Primer Campeonato Mundial de Atletismo que se disputó en la ciudad de Helsinki (1983).

 

La maratón en los Juegos Olímpicos

Se incluyeron de manera definitiva en ocasión de los Juegos disputados en la ciudad de Los Angeles, 1984. En realidad ya desde varios Juegos Olímpicos se estaban disputando distancias relativamente largas, los 400, 800, 1500 y 5000 metros. De esta manera se pudo tener una idea bastante clara de las grandes posibilidades del sector femenino para las disciplinas de fondo en el deporte del atletismo. Algunos empezaron incluso a sostener que de manera relativa, la mujer era más resistente que el hombre (¡!). Evidentemente las cosas habían cambiado notablemente desde los Juegos Olímpicos disputados en Amsterdam, en 1928. De manera muy meritoria se impuso la norteamericana Joan Benoit con un registro excelente de 2 h 24' 52" aunque ya tenía la mejor marca mundial desde el año anterior con 2h 22' 43". Por esta causa Benoit figuraba entre las posibles favoritas para imponerse en la maratón olímpica. Con respecto a la carrera disputada en Los Angeles es interesante relatar algunos hechos que se sucedieron durante el transcurso del mismo. Además de la corredora norteamericana, figuraban en la lista de participantes corredoras de real jerarquía internacional como la ya nombrada Grete Waitz, su compatriota Ingrid Chistiansen y una nueva figura que estaba resurgiendo con gran ímpetu, la portuguesa Rosa Mota.

 

La maratón por debajo de las 2 h 20 minutos

La primer fondista en efectuar el cruce de dicha barrera fue la nipona Naoko Takahashi, la cual el 30.09.2001 en la ciudad de Berlín establece la mejor marca mundial con 2 h 19' 46".

Jorge de Hegedüs
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio