EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Fútbol

25.02.2020
España
ESP |

Impacto de los sponsors de apuestas y casinos en el fútbol español

Si la publicidad de casinos, cuyo acceso está prohibido para menores, se muestra en el fútbol, puede servir para incentivarles esta práctica poco conveniente.
La cantidad de dinero que mueven las apuestas en el fútbol y otros deportes es enorme
Ya hace bastante tiempo que este tema comenzó a estar en boca de la gente y cada vez más personas están planteándose dudas con respecto a este tipo de publicidades en el fútbol español. En este artículo intentaremos plantear los pros y las contras de este tipo de publicidad, y porque tanta gente habla sobre ello.
 
Polémicas al respecto
El fútbol en España es el deporte más visto, y el público es muy variado, desde niños pequeños, hasta los mas mayores. Aquí comienza la polémica. De manera legal, las personas menores de 18 años tienen prohibido el acceso a cualquier tipo de juego de azar y relacionado con casinos y las apuestas. Si este tipo de publicidad se muestra en un escenario tan popular como el fútbol, se puede incentivar a los más pequeños a comenzar a realizar esta práctica, que por supuesto no les es conveniente. Sobre todo, los padres de este público joven son los que se más se quejan sobre esto, ya que no hay posibilidad de poder protegerlos de algo tan inocente como es el fútbol
 
Ventajas de este tipo de publicidad
Al igual que es lógico que este tipo de juegos no son lo más conveniente para los niños más pequeños, la cantidad de dinero que mueven es enorme y es por ello que es entendible que los equipos acepten sus ofertas para publicitarles. Hay numerosas plataformas de juego como topslots-spain.com y similares, que mueven una cantidad de dinero increíble.
Esto hace que pensar, ya que los equipos con un presupuesto más bajo, tienden a aceptar ofertas de este tipo de plataformas, para tener la mayor cantidad de capital posible para mantener el equipo y hacer fichajes. Y lógicamente es algo entendible. El objetivo de un equipo, a fin de cuentas, es competir de la mejor manera posible con el resto de equipos, y a día de hoy esto es bastante difícil entre los equipos con menos capital y los grandes titanes de la liga española.
 
La moralidad en el fútbol con respecto a la publicidad
Ahora hay que tener en cuenta el aspecto moral de este tema. Normalmente son los niños los aficionados más apasionados, los que sueñan con jugar de mayores en esos equipos, y los que apoyan incondicionalmente a su equipo favorito, ya que a medida que uno se hace mayor, prefiere disfrutar del deporte al completo en lugar de fijarse únicamente en su equipo. Esto hace que el mantener una buena afición joven sea más que una opción, un deber. Desde un punto de vista lógico, los equipos más grandes, con un capital masivo como es el caso de Real Madrid, FC. Barcelona, Atlético de Madrid… deberían de desestimar todo este tipo de ofertas publicitarias, ya que a pesar de que a nivel económico les podrían ser favorecedoras, a nivel de imagen son todo lo contrario. 
 
Conclusión
Para concluir hay que dejar claro que todo el tema de los casinos, los juegos de azar y las apuestas no son un negocio negativo, ni mucho menos. Sin embargo, hay que ser consciente de que el acceso a este tipo de prácticas por los más pequeños puede exponerlos a un riesgo grave. En la liga española hay equipos, como la Real Sociedad, que se han negado en rotundo a aceptar ningún tipo de oferta publicitaria relacionada con este tipo de prácticas, y es una opción completamente válida. Sin embargo, hay que tener claro, que la opción contraria, el aceptar una oferta publicitaria de algún casino o casa de apuesta, es completamente legítima, ya que no están cometiendo ningún tipo de ilegalidad. Como ya se menciono anteriormente, los equipos más grandes deberían de dar imagen, ya que son apoyados por una cantidad increíble de niños, que no deberían de verse en riesgo de caer en el juego por un simple aspecto económico. 
En definitiva, las dos opciones son legítimas, y debe ser cosa de cada uno de los equipos si quieren o no aceptar las ofertas publicitarias de casinos y casas de apuestas, y ninguna de las dos opciones deberían de ser criticadas ya que, por mucho que lo veamos como aficionados, el fútbol es también un negocio. 
Emilio Arrung
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
EFDeportes.com