EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Estudios Sociales

03.02.2013
Argentina
ESP |

Filosofía, poesía y fútbol: arte y ciencia

Los diversos elementos artísticos utilizados sirven como herramientas eficaces para transmitir los conocimientos adquiridos como científicos sociales
Roberto Di Giano y Carlos Belvedere
Julián Ponisio
El Nono

 

El viernes pasado (18 de enero) me dirigí a Villa Crespo, barrio con reminiscencias tangueras ubicado en el medio de Buenos Aires, para ver el espectáculo Filosofía, canciones y fútbol.

 

Por motivos personales llegué al bar La Dignidad sobre la hora y encontré un lleno casi total. Entonces, me ubiqué en la última mesa disponible y pude disfrutar por unos minutos del acento mexicano que brotaba con claridad de mis ocasionales vecinos.

 

La apertura del espectáculo estuvo a cargo del guitarrista Carlos Belvedere, con un tangazo que levantó los aplausos del público. Luego Roberto Di Giano destacó la importancia de la gambeta en la cultura fubolística argentina recurriendo a las lúcidas ironías del poeta y ensayista Bernardo Canal Feijóo.

 

Además de poner en escena el papel preponderante de los hijos de inmigrantes cuando a principios de siglo pasado, junto a jóvenes nativos, tejieron las particularidades de una práctica que se fue diferenciando progresivamente de la impuesta por los ingleses, le dedican un bloque del espectáculo a resaltar la importancia del azar. Un elemento que actúa activamente tal como sucede en cualquier juego, pese a que en el fútbol a la suerte se la intenta disfrazar de mil maneras, cuestión que Julián Ponisio intenta desenmascar poéticamente sirviéndose de un simpático títere, apodado "El Nono".


Me pareció un buen aporte para entender algunas claves del fútbol sudamericano, las imágenes que aparecen en una pantalla acompañando la música y el canto de la canción Garrincha (Manuel Picón), al cual los protagonistas de la obra toman como modelo para mostrar el ascenso vertiginoso y la posterior caída de algunos ídolos deportivos. Lo mismo ocurre con La caja de los vientos, un sentido tema que Alberto Cortez dedicó al bandoneón de Piazzola, utilizado aquí para describir las modificaciones positivas que se dieron en la música ciudadana durante la década del sesenta en contraposición al fútbol que en estos tiempos fue perdiendo sus cualidades más divertidas e ingeniosas. En estas imágenes se ve el trabajo en la edición de Tulio Guterman, quien además es el director artístico.

 

Quiero concluir expresando que los diversos elementos artísticos utilizados con ingenio por este grupo vocacional (relatos históricos, poemas, canciones y videos), sirven aquí como herramientas eficaces para transmitir con sencillez los conocimientos adquiridos por sus integrantes como científicos sociales estudiando durante largo tiempo la cultura futbolística de nuestro país, sellándose así una suerte de unión entre la actividad científica y el arte.

 

En definitiva, es una aventura "cienciartística" a tener en cuenta y de especial interés para ser presentada en ámbitos culturales de bares e instituciones educativas, sociales y deportivas.

Norberto Giodia
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio