EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Arbitraje Deportivo

06.02.2013
Cuba
ESP |

Clasificación de los deportes según las funciones de juzgar y arbitrar

A la hora de juzgar y arbitrar, los deportes se clasifican en tres grupos: deportes de clasificación y votación, deportes de anotación y deportes de medición
Clasificación de los deportes según las funciones de juzgar y arbitrar

 

En la ciencia la clasificación es necesaria para poder simplificar de una manera aceptable una realidad compleja. Esto, como reconoce Martín-Albo y col. (1997) implica abordar el problema de la clasificación como un recurso no sólo necesario, sino imprescindible para el establecimiento de una teoría válida en la explicación del fenómeno que interese.Identificando entonces a la práctica deportiva y su arbitraje como una realidad compleja, es conveniente; partir de unaclasificación de los deportes según las funciones de juzgar y arbitrar, para lograr consolidarde un cuerpo teórico, que permita fundamentar la Teoría del Arbitraje Deportivo.

 

Grupo I. Deportes de calificación y votación

En este grupo se incluyen aquellos deportes en los que el juicio deportivo implica básicamente dos cosas: decidir si una posición, un movimiento, un instrumento o una situación competitiva está permitida por el reglamento y valorar, según el mismo la ejecución del deportista para otorgarle una calificación. Aquí, la función de los árbitros está dirigida en lo imprescindible, a velar por el cumplimiento del reglamento y arbitrar entre las opiniones discrepantes de los jueces y predomina la función de juzgar sobre la de arbitrar.

 

Para todos los deportes que conforman este grupo, es una generalidad, que el resultado de la competición de los deportistas siempre va a depender de la decisión arbitrar. Predomina la función de juzgar sobre la de arbitra, lo que trae consigo una alta posibilidad de decisión directa que favorece la parcialidad.

 

De ahí, que la metodología para arbitrar en estas disciplinas no debe facilitar por sí misma, en su estructura, la oportunidad de propiciar errores, como por ejemplo: el llamado error de esquina en el boxeo, que se da por el hecho, de que el sistema de votación permite a los árbitros observar las acciones de los dos boxeadores al mismo tiempo.

 

Si se compara en este grupo el comportamiento de las decisiones injustas en los deportes individuales con enfrentamiento, con respecto a los individuales sin enfrentamiento, se puede comprobar; que son los primeros los más afectados, entre otras razones, por el hecho de que los jueces y árbitros centran su atención en dos competidores.

 

Mientras que en el segundo caso (individuales sin enfrentamiento) la concentración de los jueces y árbitros ocupa toda su atención solo en un competidor, lo que propicia una ventaja favorable para la percepción visual y el trabajo de los jueces y árbitros en estos deportes.

 

Lo anterior no quiere decir que en los deportes sin enfrentamiento no existan decisiones injustas, aquí también se dan con frecuencia, solo que en menor medida con respecto a los deportes individuales con enfrentamiento.

 

En general predomina para la calificación y votación el factor subjetivo. Independientemente a la conciencia del hombre; desde la perspectiva de la teoría del arbitraje, aún hay mucho que perfeccionar en el proceso de arbitraje deportivo para ayudar al hombre a equivocarse menos y protegerlo así de las afectaciones que son consecuencia de un medio ambiente contaminado por resultados incongruentes que se dan en la competición.

 

Grupo II. Deportes de anotación

Aquí aparecen, los deportes que presentan en su sistema de arbitraje, decisiones por; el número de tantos, carreras, goles y canastas; donde como es obvio, está implícita la acción de juzgar de los jueces y árbitros, pero su función principal está en decidir quién de los contrincantes tiene la razón, así como valorar y penalizar las trasgresión de las normas, mediante la apreciación de las diferentes acciones que dan valor efectivo o no a las anotaciones y, por tanto, se da un predominio de la acción de arbitrar sobre la dejuzgar.

 

Entre las particularidades de los deportes de anotación, también se requiere de una preparación integral, con énfasis en la psicológica y física; esta última deberá constituir un requisito para todos los árbitros y jueces de los deportes colectivos con enfrentamiento. Predominando la función dearbitrar sobre la de juzgar. En este grupo esbaja la posibilidadde decisión directa, lo que favorece la imparcialidad.

 

Grupo III. Deportes de medición

Este grupo lo integran los deportes que en su sistema de arbitraje exigen la valoración de los resultados a partir de medidas en unidades de tiempo, espacios y pesos. La función de los jueces y árbitros se hace menos compleja en estos deportes ya que pueden valerse para realizar su trabajo de instrumentos de precisión para medir y evaluar los resultados competitivos. Los deportes que conforman este grupo, excepto las pesas incluyen otras pruebas que no siempre son individuales.

 

En general los tres grupos pueden incluir también subgrupos, ya que existen deportes que por sus características contemplan la competencia tanto individual como colectiva, este es el caso de la Gimnasia Rítmica y el Nado Sincronizado en el primer grupo; el Tenis de Campo y de Mesa en el segundo grupo y las competencias de relevo en los deportes de medición, incluyendo también algunas de las pruebas de Vela, Remo y Canotaje que no son individuales.

 

Conclusiones

La clasificación de los deportes desde la perspectiva del arbitraje deportivo admite convenientemente la conformación en tres grandes grupos de deportes: los de calificación y votación, los de anotación y los de medición.

 

Los argumentos ofrecidos según las particularidades de cada grupo, aportan elementos consistentes para consolidar un cuerpo teórico hacia una fundamentación de la Teoría del Arbitraje Deportivo. 

María Elena Guardo García
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio