EFDeportes.com

Facebook Twitter Google +

Arbitraje Deportivo

26.06.2015
Cuba
ESP |

¿Que es necesario para ser un árbitro de baloncesto?

El artículo trata de recoger de forma sintetizada las características y actitudes más importantes que debe poseer un árbitro de Baloncesto
El árbitro que a través de la influencia de su presencia hace que los jugadores eviten las violaciones de las reglas

Introducción

La función principal de un árbitro es hacer que el juego se lleve a cabo con la menor cantidad posibles de interferencias, y su responsabilidad fundamental, cuidar la integridad física de los jugadores. El Baloncesto es un deporte de contactos y lógicamente por esos contactos habrá jugadores lesionados, pero estas lesiones deben ser el producto de un accidente, no del acto deliberado de querer causar daño.

Esta profesión implica algunas prácticas y actitudes de parte del árbitro con el juego y sus contendientes.

Los siguientes puntos se consideran para que el árbitro ejecute su trabajo satisfactoriamente.

 

Requisitos de un árbitro

Las siguientes cualidades se enlistan en el orden de su importancia y en orden inverso del control que tiene el individuo sobre cada cualidad.

Tiempo de reacción

Esta cualidad se coloca primero porque uno tiene una rápida reacción o simplemente no la tiene.

El mejor método para ganarse la confianza de los jugadores es tomar decisiones al momento que el jugador está maniobrando. El jugador con frecuencia no se da cuenta del hecho que está cometiendo un foul o una violación. Si por ejemplo, un jugador está empujando ilegalmente y se le llama la atención al estar haciéndolo (arbitraje preventivo) tendrá el mayor respeto y confianza en el árbitro.

Confianza

Una acción decisiva que no sea apresurada, pero sin elementos de titubeo, es altamente deseada. No deja dudas en la mente de otros, refleja posibilidad, la cual tiene aceptación. El uso del silbato es de suma importancia, hay que saberlo usar porque es un reflejo de nuestro coraje, y con un sonido fuerte en determinadas jugadas, le estamos haciendo notar al jugador que estamos inconformes con su modo de proceder, el jugador lo siente y os evita tomar medidas más severas.

Calma-Tranquilidad

El árbitro excitable o nervioso contribuye más que los jugadores a un juego desordenado. Los jugadores particularmente los más jóvenes e inmaduros, están normalmente nerviosos y juegan bajo una tensión considerable consecuentemente debe utilizarse cualquier acción que produzca calma y control emocional. Hay muchas situaciones de juego en las cuales la callada influencia del árbitro puede ser la solución. El árbitro puede emplear diversas tácticas para reflejar atención, esas acciones que rara vez se notan, pero son altamente efectivas.

Consistencia

Es la virtud más grande que un árbitro puede poseer. Si la decisión y ejecución de un árbitro son las mismas bajo las mismas o similares circunstancias, los jugadores pueden ajustar su juego al que está señalando el árbitro. Podrán sorprenderse y confundirse momentáneamente, pero cuando descubran que el árbitro sigue en sus procedimientos, pueden reorganizar su tipo de juego y continuar la contienda con confianza.

Criterio

El criterio y la consistencia van de la mano, si se establecen los principios básicos que serán la guía para determinar la legalidad de una jugada y la responsabilidad por los actos cometidos, estará definida la base sobre la cual se desarrolla el criterio. Si estos principios básicos se captan adecuadamente, entonces se edificará un criterio sólido a través de la experiencia.

Cooperación

La habilidad para hacer equipos con otros, (el otro y/o los otros árbitros, los oficiales de la mesa de control) es absolutamente esencial para desarrollar bien el juego, el árbitro debe tener absoluta confianza con sus compañeros y en las tareas previas al inicio del partido, debe ser cortés con ellos y ser claro al dar sus disposiciones. Cada uno debe tener fe en el otro y debe existir la mayor de las armonías. Cada uno debe agradecer el apoyo o ayuda del otro. Deben comprender que no siempre están en la posición más ventajosa para ver la acción, aunque estén más cerca. Debe haber un espíritu de mutualidad y trabajo en equipo para lograr una efectiva administración del juego.

Conocimiento de las Reglas

Es deseable que un árbitro conozca las reglas de juego a la perfección. Debe repasarlas muchas veces antes de que empiece la temporada y dentro de la temporada, pero eso sólo no es suficiente. Un perfecto conocimiento de las reglas, no garantiza el buen trabajo de un árbitro. Es esencial que conozca la relación entre una regla y otra.

Deberes y mecánica de los árbitros

Es deber de cada árbitro, saber exactamente donde debe estar, en que debe fijar su atención y como debe apoyar y cooperar con su compañero o compañeros (doble o triple arbitraje) en cada situación que pueda ocurrir durante el partido. Estas son (a mi juicio) las mecánicas del arte de arbitrar. Un árbitro que está en el lugar correcto, en el momento correcto, al menos se verá eficiente. Estará donde puede tomar mejores decisiones cuando sea necesario. El estará imponiendo respeto y proyectando su personalidad para dominar la situación.

Apariencia y condición

Casi todos los deportes tienen un uniforme determinado para el árbitro, el nuestro no es una excepción y por lo tanto, siempre debemos estar bien presentables, nuestra apariencia limpia y elegante, los zapatos lustrados, el cabello peinado, nada de relojes, cadenas u otras prendas visibles, tampoco muñequeras o cualquier tipo de objeto que nos haga sobresalir.

El árbitro requiere de la mejor condición física posible. No es posible que un hombre haga un trabajo que necesita casi de la excelencia a un alto grado, a menos que no tenga una óptima condición física.

Emilio Maceira Linares
VER NOTA COMPLETA INICIO
LEER MÁS
El Webstudio